Al poseer y conducir un vehículo de cualquier tipo, estamos en riesgo de sufrir un accidente de tráfico. Cuando esto sucede, tienes que saber qué  tipo de reclamo debes hacer a la persona que ocasionó el accidente o qué te podría reclamar la otra persona a ti, si es que tú fuiste el responsable.

También si sufriste algunas lesiones en el accidente, esto te podría importar. Leer esto antes de que suceda cualquier accidente es mejor que hacerlo después que ha ocurrido.

Antes de que entremos de lleno en los tipos de indemnizaciones que se pueden reclamar en un accidente, hay que tener en cuenta una reforma de Ley que ocurrió en el 2015 sobre el artículo 35; dicha ley incrementa la protección de víctimas y familias, garantía de una indemnización adecuada y que se cumpla rápidamente la resolución de los conflictos.

¿Cuándo pedir una Indemnización?

Hay cuatro (3) casos donde es posible pedir una indemnización, estos son: lesiones temporales, lesiones permanentes y el fallecimiento.

  1. Indemnización por lesiones temporales.

Este caso no es tan sencillo, ya que se divide en tres apartados, el cual el cálculo de las indemnizaciones por accidente ocurre en diferentes casos. Los 3 apartados que se evalúan cuando ocurren este tipo de lesiones son:

  • Perjuicio personal básico: Se evalúa desde la fecha en que obtiene la lesión hasta que salga de ella, en el caso de tener secuelas también será evaluado.
  • Perjuicio personal particular: Pretende evaluar la pérdida de la autonomía según la lesión; puede ser:
  • Moderado: Cuando la víctima puede desarrollar sus tareas adecuadamente.
  • Grave: Si la persona afectada no puede desarrollar actividades en su desarrollo personal.
  • Muy grave: Cuando el afectado pierde casi toda actividad esencial en su vida.
  • Perjuicio patrimonial: Aquí el daño por gastos de asistencia sanitaria, pérdidas de ganancia por parte de la víctima, entre otros ingresos, se ven evaluados para responder.
  1. Indemnización por lesiones permanentes

Los perjuicios y daños que sufre una víctima donde le impidan desarrollar sus actividades diarias de forma permanente o requiera de ayuda para realizarlas tendrán que ser indemnizados, también cualquier gasto de asistencia médica.

 

  1. Indemnización por fallecimiento

Se divide en dos partes donde los familiares de la víctima deberán recibir la indemnización para los gastos específicos y derivados del fallecimiento o el traslado, entierro y funeral dependiendo del tipo de accidente.

Los accidentes de tráfico en España, presentaron un aumento en el baremo en el año 2018, subiendo un 0,25% para el área de lesiones temporales.

 

Más info en https://www.traficoayuda.es/indemnizacion-accidente-de-trafico/

 

El seguro tiene que cubrir todos los riesgos de muerte y las lesiones físicas que sean resultantes y por consecuencia de algún accidente automovilístico, en donde esté involucrado la persona asegurada. Especialmente en gastos médicos que comprenden: atención pre-hospitalaria, transporte sanitario, es decir el traslado desde el sitio en donde tuvo lugar el accidente hasta el centro médico hospitalario, la hospitalización, atención médica quirúrgica, la prótesis, los implantes, atención dental, los gastos farmacéuticos y de rehabilitación o recuperación.

Protege al conductor de vehículo y sus ocupantes, quienes resultaran heridos por efecto del accidente. En los siguientes casos de muerte o lesiones físicas quedan determinadamente excluidos de la cobertura del seguro:

  • Accidentes acontecidos en carreras de automóviles y otras clases de competición de vehículos motorizados.
  • Accidentes transcurridos fuera del área o territorio nacional.
  • Accidentes consecuentes de guerras, sismos, terremotos, tsunamis y otros casos totalmente casuales y extraños sin parentesco alguno con la circulación de vehículos.
  • Suicidio y cualquier tipo de lesiones auto inferidas.

Beneficiarios del seguro.

Los beneficiados en los casos de mortalidad, son las siguientes y en el mismo orden de precedencia:

  • El cónyuge.
  • Los hijos menores de edad, sea cual sea su filiación.
  • Los hijos mayores de edad, sea cual sea su filiación.
  • Los padres.
  • La madre de los hijos de filiación no matrimonial del fallecido.
  • Si no se ubica a ninguna de las personas indicadas, la indemnización corresponderá a quien acredite la calidad de heredero del fallecido.

Seguros contra cáncer

Mientras una persona padece de cáncer lo esencial sería no estar recuperándose de sus propias deudas. Con un seguro contra cáncer, usted puede estar enteramente tranquilo ya que el seguro es el que se ocupará de mucha de sus facturas y de los gastos que no cubra su seguro de salud principal.

¿Qué tipo de coberturas ofrece?

El nombre ya lo dice todo, si el diagnóstico del asegurado es cáncer, sus finanzas pueden recibir un auxilio enteramente necesario, además del que obtiene de la cobertura de su seguro de salud. El seguro contra cáncer puede beneficiar en los pagos de las siguientes facturas:

  • Facturas médicas.
  • Fármacos recetados.
  • Gastos de hospitalización.
  • Gastos indirectos con transportes, gastos de niñeras o guarderías, etc.
  • También tiene una cobertura opcional de unidad de cuidados intensivos.

 

¿Por qué es una magnífica idea?

El tratamiento y cuidado de enfermedades graves como el cáncer y otros, es un tema que debemos tomar con seriedad y conciencia, ya que desafortunadamente el hecho de los cuidados hospitalarios resulta económicamente muy costoso.

Un seguro contra cáncer proporciona mayor tranquilidad a la hora de realizar las cuentas de los gastos médicos, lo que implica de esta manera que sus expensas médicas sería relativamente menor.

Este tipo de seguros ofrece varios beneficios y ventajas:

  • Está disponible para las familias y personas independientes.
  • Usted es el que decide el nivel de los beneficios que recibirá.
  • La primera vez que se diagnostica el cáncer usted ya recibe un monto global.
  • Cubre los gastos ambulatorios y de internación hospitalaria.
  • La cobertura tras llegar a su fin, provee la opción de renovar, cuantas veces sea necesaria hasta inclusive de por vida. Así sea que hayan pasado los 25 o 30 años usted tiene la posibilidad de seguir siendo elegible para que sus gastos sean reembolsados o cubiertos al 100%.



Para que el asegurador se haga responsable y pueda definir el contrato debe recibir un monto económico definido al cual se lo denomina prima. Esto seria como una contraprestación para aceptar el compromiso y los riesgos de la misma.

Estas primas pueden clasificarse en distintas clases como con:
  • Prima pura
  • Prima natural
  • Prima comercial
  • Prima nivelada
  • Prima única
  • Prima periódica
Prima pura: vendría a ser la prima de riesgo de algún otro ramo de seguros.
Prima natural: hablando de seguros de vida esta es la prima que depende y equivale al nivel de riesgo, es decir a mayor riesgo mayor es el monto el cual se debe abonar y a medida que los riesgos van disminuyendo así también la prima.
Prima comercial: esta es la prima en el cual el asegurador paga efectivamente al asegurado. Se compone por dos partes importantes, prima natural y los gastos de la explotación y ganancia por otro lado.
Prima nivelada: es la misma aplicación sencilla y efectiva de la prima natural utilizando los mismos cálculos, prima por riesgo y haría prohibición del seguro de vida, a partir de una establecida edad.
Prima única: es la prima determinada a abonar en una sola oportunidad por parte del asegurado al asegurador.
Primas periódicas: es la cual se abona con pagos parciales para así ofrecer y facilitar al asegurado las posibilidades que puedan decidir ciertas concentraciones para estas operaciones.
Riesgo: en una empresa aseguradora este es uno de los factores con más trascendencia dentro de sus actividades. En síntesis es el factor que se utiliza como medida preventiva o anticipada a un siniestro o accidente que en el caso que esto suceda o se produzca debeán abonar como indemnización estipulada. Se lo denomina riesgo por que es un acontecimiento incapaz de predecir así como seria una muerte fatal anticipada o tardía.
Ya que se está hablando de un acontecimiento incierto incapaz de predecirse significa que no habría dudas de que haya sucedido por voluntad propia del asegurado, es mas si esto fuera por voluntad no estaríamos hablando de seguros.