Clases de primas de seguros



Para que el asegurador se haga responsable y pueda definir el contrato debe recibir un monto económico definido al cual se lo denomina prima. Esto seria como una contraprestación para aceptar el compromiso y los riesgos de la misma.

Estas primas pueden clasificarse en distintas clases como con:
  • Prima pura
  • Prima natural
  • Prima comercial
  • Prima nivelada
  • Prima única
  • Prima periódica
Prima pura: vendría a ser la prima de riesgo de algún otro ramo de seguros.
Prima natural: hablando de seguros de vida esta es la prima que depende y equivale al nivel de riesgo, es decir a mayor riesgo mayor es el monto el cual se debe abonar y a medida que los riesgos van disminuyendo así también la prima.
Prima comercial: esta es la prima en el cual el asegurador paga efectivamente al asegurado. Se compone por dos partes importantes, prima natural y los gastos de la explotación y ganancia por otro lado.
Prima nivelada: es la misma aplicación sencilla y efectiva de la prima natural utilizando los mismos cálculos, prima por riesgo y haría prohibición del seguro de vida, a partir de una establecida edad.
Prima única: es la prima determinada a abonar en una sola oportunidad por parte del asegurado al asegurador.
Primas periódicas: es la cual se abona con pagos parciales para así ofrecer y facilitar al asegurado las posibilidades que puedan decidir ciertas concentraciones para estas operaciones.
Riesgo: en una empresa aseguradora este es uno de los factores con más trascendencia dentro de sus actividades. En síntesis es el factor que se utiliza como medida preventiva o anticipada a un siniestro o accidente que en el caso que esto suceda o se produzca debeán abonar como indemnización estipulada. Se lo denomina riesgo por que es un acontecimiento incapaz de predecir así como seria una muerte fatal anticipada o tardía.
Ya que se está hablando de un acontecimiento incierto incapaz de predecirse significa que no habría dudas de que haya sucedido por voluntad propia del asegurado, es mas si esto fuera por voluntad no estaríamos hablando de seguros.